Cada una de estas cartas revela un mensaje. Elige una y descubre el tuyo.

El significado de la palabra “Ángel” es mensajero; la comunicación y la guía son sus especialidades. Los mensajes de tus ángeles, son siempre para tu mayor bien; guiándote hacia tus sueños, tus propósitos, felicidad, alegría y paz.

Tus ángeles guardianes son excelentes consejeros; piensa en ellos como tus propios entrenadores de vida divina. Su orientación es realmente para tus mejores intereses, siempre positiva, incondicionalmente cariñosa y muy honesta, pero nunca crítica o negativa. Siempre puedes contar con tus ángeles para obtener el mejor asesoramiento, guía e información disponible.

Con un año, de poco tiempo de comenzar, hay muchas cosas que los ángeles quisieran que todos supiéramos. En este momento se está produciendo un cambio de energía en nuestro planeta, que está dando lugar a nuevos paradigmas. Este cambio genera una gama de emociones y energía para las personas, algunas de las cuales pueden ser muy temerosas de ellas.

Los Ángeles nos aseguran que hay un lado muy positivo, de todo lo que está sucediendo y que podemos hacer mucho, para lograr un estado más pacífico en todas nuestras vidas. Sus mensajes nos dan una idea, de lo que cada uno puede hacer, bien para mejorar, no solo nuestras propias vidas, sino también el estado del mundo.

Échale un vistazo a las 5 tarjetas angélicas y a continuación elige una que le hable a tu alma.

1-. Confía en ti mismo

Si todos aprendieran a confiar en sus propios instintos, sin dudas, el mundo tendría más paz, porque habría menos drama y estrés (también seríamos físicamente más saludables). Considera esto, tu ser superior y tu espíritu (Ángeles, Dios, el universo, lo que resuene contigo) se comunica contigo a través de tu intuición. Cuando desechas tus sentimientos intuitivos, estás, en parte, descartando la Orientación Divina.

Tu intuición es un sistema de guía, no un sistema de explicación. Se basa en la energía y la energía no miente. Aprende a confiar en ella, sin tener que saber siempre por qué, te sientes de cierta manera. Si tienes dudas sobre tus sentimientos, pide una señal del universo o tus ángeles para confirmarlos.

2-. Ámate a ti mismo

El amor propio es la base de tu vida. Cuando eres verdaderamente amoroso, indulgente y aceptas todo de ti mismo; puedes compartir y dar esa energía a los demás. Solo podemos dar, lo que ya tenemos para nosotros mismos. Cuando eres más incondicionalmente amoroso contigo mismo, naturalmente le das eso a los demás; creando relaciones más saludables en el camino.

Todo el amor viene desde adentro y también lo hace el odio. El odio hacia uno mismo, incluso en formas mínimas, arroja esa energía al mundo y se iguala, porque la energías similares se atraen (Ley de la Atracción). El amor propio pone energía amorosa en el mundo y se amplifica y atrae más de lo mismo. ¡Amarse a sí mismo es amar al mundo!

3-. Haz lo que te trae alegría

La alegría es una energía vibratoria muy alta, alineada con el amor. Cuando haces cosas alegres, le das esa energía a los demás. Cada uno de nuestros Propósitos de Vida individuales, es servir a los demás, de una manera que nos brinde la mayor alegría (porque cuando lo hacemos, ayudamos a elevar la energía del planeta).

Cuando pasas tus días estresado, miserable o infeliz, esa energía afecta a todos en tu vida; ¡Eso se va drenando! Si solo escoges un Mensaje Angélico, este sería el más importante; no solo para tu vida, sino para las vidas de todos a tu alrededor y por el bien mayor.

4-. Deja de compararte

Cuando nos comparamos a nosotros mismos o nuestras vidas con los demás, bajamos nuestra vibración. La comparación se hace, para que nos sintamos falsamente mejor o nos sintamos peor; es un no ganar, de ninguna manera.

El único camino en el que debes centrarte es el tuyo, porque la única persona que puedes cambiar, eres tú mismo. Permite que otros te inspiren y crean en tu potencial; sentirse celoso o ser muy crítico, es una clara señal de energía destructiva.

5-. Busca la Paz

La paz mundial, le ocurre a una persona a la vez. Mientras más pacífico seas, más pacífico harás al mundo con tu energía. Los primeros cuatro mensajes se combinan para ayudarte a tener más paz en tu vida, pero existen otras prácticas que pueden respaldar eso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *